Publicado: 20 de Abril de 2018

"A la hora de explicar a un niño la muerte de un ser querido, nos apoyamos en el posible impacto o en la dificultad que creemos que tienen los niños para procesar esta situación. Por eso, acabamos dando explicaciones erróneas que sólo van a llevar al niño a una confusión mayor, la cual, unida al dolor de la experiencia, puede generar complicaciones y quizá un duelo patológico que necesite de intervención.

Es habitual tratar de proteger a los niños. Creemos que protegiéndolos de la muerte les ahorramos sufrimiento, pero es todo lo contrario: los apartamos de un evento fundamental en sus vidas y es imposible evitarles todo el dolor. De hecho, si los niños crecen sin exponerse al sufrimiento, serán más propensos a la frustración y no desarrollarán las habilidades necesarias para afrontar eventos a los que seguramente deberán enfrentarse cuando alcancen la edad adulta".

Con esta introducción, se presenta la nueva guía Hablemos de Duelo, un manual dirigido a padres, profesores y adultos en general, con el fin de solucionar sus dudas sobre el duelo infantil, orientando sobre la mejor forma de explicar a los niños qué es la muerte, un tema a menudo difícil de abordar.

La Guía ha sido elaborada una psicóloga infanto-juvenil, miembro del grupo de expertas que desarrollan su labor en la Fundación Mario Losantos del Campo, una organización sin ánimo de lucro que trabaja en el ámbito de la Salud y la Educación y que, desde hace más de diez años, mantiene en Madrid un servicio gratuito de Psicoterapia para adultos y menores en duelo, además de desarrollar actividades de estudio y formación en torno a este proceso.

Tal y como señala su autora, este manual pretende ser una herramienta práctica para ayudar a los padres y profesores a atender y acompañar el duelo infantil, ofreciendo respuestas concretas a las diferentes situaciones que pueden darse en el seno de la familia cuando fallece un ser querido, desde las dudas más habituales (¿Puedo llevar a mi hijo al tanatorio? ¿Cómo le explico una incineración?), hasta los escenarios más complejos (¿Debo comunicarle un suicidio? ¿Cuándo es necesario buscar ayuda terapéutica?). Asimismo, se incluye un apartado especial sobre cómo atender el duelo en personas que padecen una discapacidad intelectual y un capítulo dirigido a profesores, sobre claves e ideas para la intervención en duelo en el contexto educativo, un lugar donde los niños pasan muchas horas al día y desde el cual pueden recibir un apoyo.

La guía se encuentra disponible en la página Web de la Fundación,o bien directamente a través del siguiente enlace:

Hablemos de duelo